La conservación y preservación de recursos hídricos es clave para el futuro de la Humanidad

Cada 22 de marzo se recuerda el Día Mundial del Agua como una fecha fundamental para colocar en la agenda de ciudades y países la relevancia de este líquido esencial en el desarrollo y bienestar del ser humano. En la actualidad, son más de 2 millones de personas quienes viven sin acceso a agua potable y prácticamente casi todas las actividades sociales y económicas dependen en gran medida del abastecimiento de agua dulce y de su calidad. Es por ello, que en este año es primordial tomar conciencia acerca de la crisis mundial del agua y la necesidad de buscar acciones para abordarla. 

5 datos que quizás no conocías sobre el agua:

  • 1 de cada 3 personas en el mundo viven sin agua potable.
  • Un sistema de saneamiento y un suministro de agua adaptados al cambio climático podrían salvar la vida de más de 360.000 bebés cada año. 
  • Si limitamos el aumento del calentamiento global a 1.5°C por encima de los niveles preindustriales, podríamos reducir la sequía causada por el clima hasta en un 50%.
  • El clima extremo ha causado más del 90% de los desastres naturales en la última década.
  • Para 2040, se proyecta que la demanda mundial de energía aumente en más del 25% y que la de agua se incremente más del 50%.
Fuente: ONU Agua

Este año, el sitio web de la Organización de las Naciones Unidas, destaca la importancia del Día Mundial del Agua al resaltar el poder que reside en las personas para proteger mejor este recurso vital, señalando que es "la forma en que valoramos el agua determina cómo se gestiona y se comparte. El valor del agua es mucho más que su precio: el agua tiene un valor enorme y complejo para nuestros hogares, la cultura, la salud, la educación, la economía y la integridad de nuestro entorno natural. Si pasamos por alto alguno de estos valores, corremos el riesgo de gestionar mal este recurso finito e insustituible".

Científicos e investigadores especializados en recursos hídricos han manifestado en distintas cumbres y encuentros de líderes mundiales que el agua juega un papel fundamental en la forma en que el planeta mitiga y se adapta a los efectos del cambio climático. Se requiere una visión integrada del agua, la biosfera y los caudales ambientales para idear sistemas agrícolas y económicos sostenibles que nos permitan desacelerar el cambio climático, protegernos de los desastres naturales y adaptarnos a lo inevitable.

Por ejemplo, el Acuerdo de París reúne a gran parte de las naciones en una causa común para emprender esfuerzos ambiciosos para combatir el cambio climático y adaptarse a sus efectos, con un mayor apoyo para ayudar a los países en desarrollo a hacerlo. En este sentido Ecuador cuenta con una ubicación geográfica privilegiada y con gran cantidad de fuentes de agua dulce, es allí donde la cooperación entre gobiernos locales, científicos, empresa privada y otros actores se convierte en pieza clave para la preservación y regeneración de este tipo de recursos. 

 

Publicar un comentario

Copyright © Noticias USFQ. Designed by OddThemes