4 aprendizajes sobre el estudio de los insectos que transmiten la Leishmaniasis después de ISOPSX

El portal web de divulgación científica y académica, theconversation.com, mencionó que la leishmaniasis es una enfermedad que necesita más atención; “miles de personas en 89 países en todos los continentes, excepto la Antártida, mueren a causa de la enfermedad cada año, mientras que aproximadamente 1,5 a 2 millones se infectan cada año. Otro billón de personas están en alto riesgo de infección”.

La leishmaniasis, al igual que la malaria, es causada por un parásito que es transportado por un insecto, en este caso, los flebótomo, y se ubica como la segunda enfermedad protozoaria más mortal entre los seres humanos, ocasionando lesiones en la piel hasta la infección de órganos internos como el bazo y el hígado, existen otras infecciones que pueden llegar a ser mortales sin una adecuada atención médica.

La brecha entre el conocimiento y el tratamiento de esta enfermedad es amplia, principalmente en países en vías de desarrollo, y para comprender las complejidades de esta enfermedad, el Instituto de Microbiología de la USFQ organizó un encuentro internacional de investigadores y científicos, 10th International Symposium of Phlebotomines Sandflies ISOPSX.

A este encuentro asistieron más de 90 participantes provenientes de América, Europa, Asia y África en el cual se presentaron 50 exposiciones orales y dos sesiones de posters abordando las herramientas más modernas en el estudio de flebótomos; la ecología de los insectos como tal y la epidemiología de las enfermedades que transmiten y cómo pueden ser controlados para evitar brotes.

ISOPSX tuvo como sede el poblado de San Cristóbal, en las Islas Galápagos, del 15 al 19 de julio de 2019, con el apoyo del Galapagos Institute for the Arts and Science GAIAS, la extensión de la USFQ en uno de los lugares con mayor biodiversidad del planeta. La comunidad científica abordó cuatro temáticas principales para el intercambio de información y colaboración.



Sistemática y Filogenia

Eunice Galati (Brasil), Sofia Lorián (Argentina), Fano Randrianambinintsoa (Madagascar), Mathieu Loyer (Francia) y Sonia Zapata (Ecuador) abrieron la primera sesión de ISOPSX hablando sobre la necesidad de verificar la distribución geográfica de algunas de las más de mil especies de flebótomos descritas, sobre todo en Latinoamérica, y la utilidad que ofrece los estudio con marcadores moleculares.

Este punto es importante para poder determinar correctamente la distribución de flebótomos, la validez de las especies y la descripción de nuevas especies de grupos poco conocidos. Por otro lado, se destacó la necesidad de conocer cuáles son las especies que pueden ser correctamente reconocidas por su morfología cuando se realizan trabajos de campo, en donde no puede utilizarse las técnicas moleculares.

Durante la inauguración del evento, Major Dhillon, representante de la Society for Vector Ecology SOVE aprovechó el momento para explicar a los asistentes los beneficios de ser parte de SOVE y la importancia de concretar colaboraciones científicas a nivel mundial, especialmente para jóvenes científicos.

Vector y parásitos

El segundo día del simposio internacional abordó el tema “vector y parásito”, donde se presentaron 14 exposiciones orales de investigadores de Bélgica, Brasil, Italia, Portugal, Reino Unido y República Checa.

Los científicos mostraron cómo el daño ocasionado por las leishmanias está influenciado por factores muy distintos como son los componentes de la saliva del vector, la microbiota intestinal del vector, exosomas secretados por los parásitos, entre otros.

También, resaltaron que los modelos de infestación de animales con las leishmanias, para diferentes estudios, deberían incluir no sólo la infestación experimental con promastigotes o amastigotes axénicos sino también la infestación a través de picaduras de vectores infestados.

El estudio del riesgo de leishmaniasis en un área puede ser abordado por diversos protocolos como por ejmplo la presencia de flebótomos vectores y su grado de parasitismo, respuesta de los reservorios a las picaduras de los vectores, ingesta sanguínea de los flebótomos.

Además, se destacó la necesidad de formar entomólogos en las técnicas clásicas de estudio morfológico  y disección para incriminación de vectores, y verificar la presencia de parásitos con capacidad infectante (promastigotes metacíclicos) para los estudios de capacidad vectorial.
Al finalizar el día se realizó una sesión de presentación de posters complementado las exposiciones del día con ejemplos de estudios realizados en diferentes países endémicos de América Latina, Europa y Asia.

Ecología y Epidemiología

Investigadores de Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador, Francia, Portugal y Rumania presentaron varios ejemplos relacionados con la ecología y epidemiología respondiendo a preguntas sobre: ¿dónde?, ¿cuándo?, ¿por qué? pueden encontrarse los flebótomos, especialmente los vectores de las distintas especies de Leishmania.

Por ejemplo, las condiciones climáticas y la actividad humana, hacen variar el entorno natural de diversas áreas geográficas de todo el mundo favoreciendo la presencia de flebótomos, que además de las leishmanias también transmiten enfermedades virales, principalmente en Europa.

En este contexto, la comunidad científica presente en ISOPSX resaltó que las medidas profilácticas para evitar el contacto con los vectores deben tener en cuenta las costumbres de la población.

Control de flebótomos y nuevas herramientas para su estudio

En el último día de simposio se presentaron 13 exposiciones de investigadores de Brasil, España, Italia, Reino Unido, República Checa y Estados Unidos dentro de las cuales se realizaron recomendaciones de estandarizar los métodos de captura de los flebótomos según el estudio a realizar y su relación coste-efectividad.

Otra de las recomendaciones fue la necesidad de realizar más estudios de campo aleatorios sobre la efectividad del control de los flebótomos con insecticidas.

La pérdida de los collares impregnados con insecticidas colocados en los perros para controlar la leishmaniosis canina reduce considerablemente su eficacia.

Finalmente, los estudios de los flebótomos están incorporando nuevas tecnologías inmunológicas, espectrometría de masas, proteómica y transcriptómica.

Agradecimientos especiales a Monserrath Gallego, participante de ISOPSX, por su colaboración para la realización de este artículo.

Descubre las carreras que puedes estudiar en la
USFQ aquí

Publicar un comentario

Copyright © Noticias USFQ. Designed by OddThemes