Nuevas especies demuestran la biodiversidad que albergan los páramos andinos

Foto: Facebook USFQ Laboratorio de Zoología Terrestre
Una investigación colaborativa de varias universidades del Ecuador en la que participó Diego Cisneros-Heredia, profesor de Biología de la USFQ, permitió la publicación de una nueva descripción de una especie de anfibio; el Cutín Gigante de Páramo.

Se trata de una de las especies más grandes de sapos andinos, descubierta en los páramos del Parque Nacional Podocarpus como parte de la investigación de Mario Yánez-Muñoz, Diego Cisneros-Heredia, David Veintimilla-Yánez y Diego Batallas, científicos ecuatorianos quienes publicaron este trabajo en la revista internacional ZooKeys.

El Laboratorio de Zoología Terrestre, dirigido por Diego Cisneros-Heredia, publicó en su cuenta de Facebook una interesante información al respecto de este hallazgo:

Este espectacular anfibio de color café-chocolate solo habita en páramos del Nudo de Cajanuma a 3400 metros sobre el nivel del mar. Tiene un color café chocolate, una piel gruesa, y grandes parches glandulares en los brazos y piernas, que le dan la apariencia de tener un cuerpo musculoso.
 

Investigaciones realizadas desde el 2009 en los páramos de Cajanuma, en el Parque Nacional Podocarpus, revelaron la existencia de esta nueva especie que fue bautizada como Cutín Gigante de Páramo y bajo el nombre científico: Pristimantis andinogigas. Esta nueva especie se distingue fácilmente de todos los demás anfibios por su gran tamaño corporal (50 mm), siendo casi el doble del tamaño de otros cutines de páramo.

El Parque Nacional Podocarpus es un área protegida por el estado ecuatoriano que se ubica en la porción más al sur de la Cordillera Oriental de los Andes, en las provincias de Loja y Zamora-Chinchipe. Protege cerca de 1450 km2, cubiertos por bosques piemontanos, nublados y de alta montaña, así como páramos que se distribuyen como pequeñas islas en los picos de las montañas.


En las últimas décadas, estudios de campo en el Parque Nacional Podocarpus y áreas cercanas han revelado una extraordinaria diversidad de flora y fauna en la parte más austral de los Andes en Ecuador. Aunque aún existe poca información sobre los anfibios de los páramos y bosques montanos del Parque Nacional Podocarpus y varias áreas permanecen sin explorar, los datos disponibles muestran que hay una gran cantidad de especies, incluyendo muchas que son endémicas, es decir que solo se encuentran en el Podocarpus y en ningún otro lugar del planeta.


Los siguientes pasos después del descubrimiento del Cutín Gigante de Páramo incluyen el desarrollo de un programa de monitoreo para mejorar el conocimiento sobre el estado de sus poblaciones, en particular porque se ha detectado que en los últimos años sus números pueden haber disminuido.


A nivel global, los anfibios enfrentan un alto riesgo de extinción debido a la intensa presión humana. Solo en Ecuador, docenas de especies están a punto de desaparecer. Las causas incluyen la destrucción y contaminación de sus hábitats por la extracción maderera ilegal, la expansión descontrolada de la frontera agrícola, y el impacto de las operaciones mineras, así como también por enfermedades infecciosas y el cambio climático local, regional y global.




Enlace al artículo completo en formato PDF: https://doi.org/10.3897/zookeys.852.24557

Descubre las carreras que puedes estudiar en la
USFQ aquí

Publicar un comentario

Copyright © Noticias USFQ. Designed by OddThemes