Stop Motion y el poder de las ideas


Juan Pablo Zaramella, director argentino, creador del corto Luminaris
Esta técnica es quizás uno de los recursos más antiguos en el mundo de la animación, tiene el poder de expresar ideas con poco, montar escenarios con materiales y objetos al alcance de tus manos y hacer cosas que físicamente son imposibles.

De esto se trata el Stop Motion, una técnica rica en metáforas, que básicamente es una sucesión de imágenes fijas (foto a foto). Y justamente, el director argentino Juan Pablo Zaramella, creador de ‘Luminaris’ el corto más premiado de la historia con 324 premios a nivel mundial, visitó la USFQ como conferencista en el Modelo de Mercado Audiovisual MOMAV 2019.

A través de dos charlas íntimas, Zaramella, compartió con el público de MOMAV su experiencia, trayectoria y consejos al momento de contar historias en animación Stop Motion, además de cómo sacar todo el provecho a los procesos creativos en este arte audiovisual.

Empezando con Stop Motion

Para Juan Pablo Zaramella, el Stop Motion encontró y reforzó su lugar en la historia del cine a partir de producciones muy bien logradas en distintos países, iniciarse en este mundo no es algo sencillo pero tiene sus recompensas, por ello mencionó cuatro claves para hacer un primer video con Stop Motion:
  • Aprender a expresar con poco.
  • Animar objetos simples.
  • Entenderlos como seres vivos.
  • Asociarlos a situaciones humanas.
Y como toda técnica de animación, sus producciones conllevan pros y contras, una de las bondades es el contacto directo con distintos tipos de materiales como plastilina, resina, alambre, textiles lo que permite expandir la creatividad en la fase de diseño y escritura del guion. Aunque el Stop Motion posee un toque de imperfección y te envuelve en un proceso lineal, el público lo percibe como algo natural y espontáneo. “Esto no sucede con otras técnicas cinematográficas”.

Lapsus

A pesar de que este trabajo no fue realizado utilizando Stop Motion, ni fue concebido desde un inicio como un corto, terminó convirtiéndose como tal. Zaramella confesó que éste es su corto favorito y le tomó dos meses animarlo en sus tiempos libres. Este es un claro ejemplo de cómo una idea pequeña fue transformándose en un concepto de animación.



Luminaris

Es el corto más premiado en la historia, recibió 324 premios, incluido el Festival de Cine de Woodstock y el Festival Internacional de Cine de Animación de Annecy. En este corto utilizó la técnica de pixilación para fundir actores reales con objetos animados. Su producción tomó más de 2 años y medio, debido a la dificultad de combinar la pixilación con el movimiento natural de la luz solar. En ese tiempo Juan Pablo combinaba trabajos publicitarios con el rodaje de Luminaris, inclusive gran parte del presupuesto para el rodaje salió de su trabajo en la Publicidad.



El Hombre más chiquito del mundo

En el último tiempo Juan Pablo Zaramella incursionó en el mundo de las series a partir de la idea y concepto de “El hombre más chiquito del mundo”, una coproducción entre Argentina y Francia, idea original de Zaramella, quien escribió 26 episodios y actualmente es una serie de 52 episodios.



La realización del Modelo de Mercado Audiovisual MOMAV es una iniciativa liderada por las carreras de Producción para Medios de Comunicación, Cine y Animación Digital del Colegio de Comunicación y Artes Contemporáneas de la USFQ. Este año también se presentaron como invitados especiales, Alex Pina (Creador) y Javier Gómez (Guionista) de la serie española de Netflix ‘La Casa de Papel’.


Descubre las carreras que puedes estudiar en la
USFQ aquí

Publicar un comentario

Copyright © Noticias USFQ. Designed by OddThemes