¿Qué significa Slow Food y cómo está cambiando la manera de consumir alimentos?

Un movimiento que está presente en más de 160 países, incluido Ecuador, y que promueve cinco principios: bueno, limpio, justo, biodiverso y al alcance de todos.

Uno de los encuentros más importantes del movimiento Slow Food se realizó en Kenia en junio de 2018.
Se trata de una corriente mundial que busca sembrar en las personas una mejor conciencia sobre su alimentación y al mismo tiempo conservar prácticas ecológicas, a este movimiento se lo conoce como Slow Food.

Esteban Tapia, es profesor de la carrera de Gastronomía en el Colegio de Hospitalidad, Arte Culinario y Turismo de la USFQ y consejero de Slow Food para la región andina, él viajó el pasado mes de junio de 2018 a la ciudad de Nairobi, Kenia, junto con 49 activistas provenientes de los 5 continentes para asistir al Consejo Internacional de Slow Food.

Este encuentro tuvo como objetivo impulsar el diálogo entre sus miembros, experimentar nuevas formas de participación y principalmente describir estrategias clave para los próximos años.

En este contexto, Esteban Tapia, nos comentó cuáles fueron los principales compromisos y objetivos logrados en Kenia:

1. Se propuso desde la red Latinoamericana, un trabajo conjunto en temas de proyectos, eventos y apoyo a acciones locales en cada país.

2. Se proponen nuevas formas de vinculación al Slow Food, sobre todo de comunidades de productores, chefs, consumidores, universidades, entre otras, apoyados en un protocolo sencillo y directo para fortalecer el movimiento que ya tiene más de 100 mil miembros alrededor del mundo.

3. En la planificación del encuentro Terra Madre, que se llevará a cabo en Turín, Italia, a finales de septiembre, participarán 500 delegados de la academia orientados a la construcción de vínculos y mayor presencia de la universidad para constituirse en un espacio de encuentro de conocimiento de todo el mundo.

El encuentro en Kenia es un evento de suma importancia ya que permite encontrarse con los protagonistas locales; mujeres, hombres, ancianos y niños que son testigos del poder pertenecer a una red global.

Es así como los participantes aprenden sobre prácticas gastronómicas, técnicas agroecológicas, conocimientos tradicionales y seguridad emocional del territorio africano.

Además, este continente juega un papel relevante en la visión estratégica de Slow Food, reflejándose en la composición de su organización. Edie Mukiibi, vicepresidenta del movimiento, es agrónoma y originaria de Uganda, y ha sido partícipe en la creación de jardines agroecológicos, mercados y una gran red de comunidades de alimentos junto con un grupo de jóvenes apasionados.

Mientras que John Kariuki Mwangi, vicepresidente de Slow Food Foundation for Biodiversity, coordinador de la red y proyectos de Slow Food en Kenia, ha supervisado la creación de más de 300 huertos de alimentos y el desarrollo de la Red de Jóvenes Slow Food en su país.

Sin duda, este tipo de activismo es un orgullo para la USFQ al contar con docentes que son agentes de cambio desde su profesión y creando un impacto a nivel internacional.

Dato: 
Slow Food es una organización global de base que se fundó en 1989 para prevenir la desaparición de culturas y tradiciones alimentarias locales, para contrarrestar el auge de los ritmos de vida acelerados y para combatir el desinterés general sobre los alimentos que se consumen, su procedencia y la forma en la que nuestras decisiones alimentarias afectan el mundo que nos rodea.

Publicar un comentario

Copyright © Noticias USFQ. Designed by OddThemes