¿Cómo evitar el deterioro cerebral en el adulto mayor?

Nancy Castro,
MSc. Departamento de Nutrición y Dietética USFQ.

Con el envejecimiento del adulto mayor, éste atraviesa por varios cambios fisiológicos, psicológicos y sociales que pueden hacer que la dinámica cotidiana del adulto se altere y aumente la prevalencia de problemas ligados al estado nutricional, que van desde la desnutrición hasta el sobrepeso.

Por la malnutrición aparecen enfermedades que repercutirán negativamente en el estado nutricional del anciano; instaurándose de esta manera un círculo vicioso malnutrición-enfermedad. Uno de los problemas más notorios son los cambios en las necesidades energéticas, los mismos que descienden a medida que aumenta la edad, entre estos cambios está la disminución del consumo de grasas, la cual se asocia a enfermedades de deterioro cognitivo como es la enfermedad de Alzheimer (EA).

La importancia del consumo de ácidos grasos, se detaulla a continuación:
  1. Son fuente concentrada de energía, aportan más calorías que otros nutrientes como las proteínas y los carbohidratos. 
  2. Favorecen la palatabilidad de los alimentos. 
  3. Ayudan a la absorción y transporte de vitaminas como A, D, E y K. 
  4. Ayuda a no desarrollar enfermedades neurodegenerativas. 
  5. Mantiene la piel saludable a través de un efecto antioxidante y foto protector evitando el deterioro de las células por los radicales libres.
 Los ácidos grasos omega-3 son constituyentes de las células del cerebro, influyen en las propiedades fisicoquímicas y por ende en su funcionamiento normal. La gran mayoría de estudios han encontrado que una ingestión baja en grasas saturadas y alta en grasas mono y poliinsaturadas han sido asociadas a un bajo riesgo de la enfermedad Alzheimer (EA). 

Una alta ingestión de grasas totales, grasas saturadas, grasas trans y colesterol esta asociada a un incremento del riesgo de demencia, mientras que el consumo de grasas poliinsaturadas  se asocia inversamente a la incidencia de la EA. Estos resultados sugieren la importancia del consumo en la dieta de estos nutrientes que pueden ayudar a la prevención del deterioro cognitivo y la EA.
Este artículo fue publicado originalmente en la revista aliada Aula Magna de la USFQ. Te invitamos a visitar su sitio web http://aulamagna.usfq.edu.ec/ 

Publicar un comentario

Copyright © Noticias USFQ. Designed by OddThemes