¿Cuántas veces al día debes consumir alimentos?

Escrito por: Lucía Eguiguren, ND.
Carrera de Nutrición y Dietética.

Hoy en día gracias a los diversos medios de comunicación se puede acceder a mucha información sobre tips alimenticios para llevar una vida saludable, sin embargo, ¿cuáles son ciertos y cuáles son falsos? Uno de los consejos principales es dividir tus alimentos en varios momentos del día, pero es importante saber las cantidades adecuadas.

Primero es importante definir qué es una alimentación saludable, conocer qué alimentos aportan la energía necesaria y cuáles cuentan con los nutrientes suficientes para promover el crecimiento y el desarrollo normal del cuerpo. Los nutrientes como las proteínas, vitaminas, minerales y otros compuestos como la fibra dietética cumplen un rol importante en la salud de las personas. Los tres alimentos fundamentales del día se dividen en desayuno, almuerzo y cena, pero es necesario poder fraccionar toda la energía que se requiere en varios momentos del día para poder realizar actividades diarias y mantener en orden los procesos metabólicos que se desempeñan en el cuerpo.

Al empezar el día desayunando se “rompe el ayuno” que el cuerpo matuvo durante las horas de sueño del día anterior. Por esta razón, el desayuno es la comida más importante del día porque logra el recambio de energía que requiere el cuerpo para poder realizar las actividades del inicio del día. Por lo general, se necesita este “recambio energético” cada cuatro horas y es importante saber que los snacks o colaciones que se realizan entre las comidas principales no deben ser alimentos en abundantes cantidades ni con el mismo valor energético que el desayuno, almuerzo o cena. Las colaciones que se incorporan durante el día deben ser saludables e idealmente preparadas desde el hogar para no adquirir alimentos en tiendas o supermercados que por lo general son procesados con un alto contenido de grasas, azúcar o sal. Los mejores ejemplos de colaciones saludables son: frutas, verduras, frutos secos o lácteos bajos en grasa y azúcar.

En varios estudios se comprueba que las personas que fraccionan su alimentación están más saciadas y al momento de comer los tres alimentos importantes del día, su apetito ya no es tan grande. Por otro lado, también se ha comprobado que dividir los alimentos durante el día ayuda más a personas que presentan sobrepeso u obesidad, que en personas que desean mantener su peso normal o que inclusive quieran reducir peso. Por esto, es importante tomar en cuenta que a pesar que el consumo fraccionado de la alimentación presenta beneficios para el funcionamiento adecuado del cuerpo, los hábitos alimenticios que sean saludables y se establezcan como patrón desde cortas edades son igual de importantes. Esto sirve para que a futuro no sea necesario el cambio de patrones alimenticios ya que puede resultar más difícil en edades avanzadas.


Este artículo fue publicado originalmente en la revista aliada Aula Magna de la USFQ. Te invitamos a visitar su sitio web http://aulamagna.usfq.edu.ec/ 


Publicar un comentario

Copyright © Noticias USFQ. Designed by OddThemes