Asesoría jurídica gratuita para la comunidad

El Colegio de Jurisprudencia de la USFQ inauguró su Consultorio Jurídico
Gratuito para la comunidad en general. Cualquier persona del Valle de
Cumbayá y sus alrededores puede acceder a su servicio; sin embargo,
está dirigido a grupos de atención prioritaria.



Hasta hoy, el Colegio de Jurisprudendia de la USFQ había servido a la comunidad con el Centro de Mediación y las Clínicas Jurídicas; a ambas iniciativas se les suma ahora el servicio de su Consultorio Jurídico Gratuito. Cumbayá, Tumbaco y zonas aledañas podrán tener una asesoría legal gratuita. El servicio y patrocinio jurídico está dirigido especialmente a grupos de atención prioritaria, como personas de escasos recursos económicos, niños, ancianos, mujeres solteras y cabezas de familia, personas que pertenezcan a minorías étnicas.

Este servicio legal se creó en la universidad
debido a que la Constitución Política de la República Ecuatoriana del 2008 establece en el artículo 193 que “toda universidad en el país que tenga Facultad de Derecho tiene que abrir un servicio de Asesoría Jurídica Gratuita”. De no hacerlo, la pena es el cierre de la Universidad. Así, el Consultorio es una obligación legal, pero también tiene
otras intenciones.

Juan Pablo Albán, profesor a tiempo completo
en el Colegio de Jurisprudencia de la USFQ, es el director del Consultorio Jurídico Gratuito. Cuenta que este servicio cumple un doble propósito. “Además de prestar un servicio de asesoría jurídica gratuita a la comunidad, busca constituirse en un centro de prácticas pre-profesionales para los estudiantes del Colegio de Jurisprudencia”, explica. El Director del Consultorio Jurídico cuenta que el Código Orgánico de la Función Judicial y la Ley de Educación Superior exigen que todo egresado de derecho tiene que haber realizado prácticas pre- profesionales en cualquier institución del sector público o en un consultorio jurídico gratuito.

A pesar de que esta obligación todavía no entra en vigencia, el Colegio de Jurisprudencia se prepara para esta disposición. “A partir de octubre del 2011, el Consejo de Educación Superior va a requerir a los estudiantes que, cuando vayan a registrar su título de Abogados, presenten una certificación de que hicieron la práctica. Si no, no pueden ejercer la abogacía”, dice el director.


Equipo de trabajo

El Consultorio cuenta con dos abogados de
planta: Eduardo Torres y Juan Pablo Albán, nueve profesores a tiempo completo de jurisprudencia de la USFQ y estudiantes de de la universidad que hayan superado la materia de Derecho Procesal. Estos últimos son quienes colaboran y aprenden en cada caso. “Por supuesto, no es nuestra intención auspiciar que los estudiantes estén ejerciendo sin título, pero sí queremos que ellos aprendan haciendo”, explica Albán. De esta manera los estudiantes se involucran en el trabajo del Consultorio realizando las labores de un abogado. “Preparan escritos, pruebas para presentar en el proceso y están con nosotros durante las entrevistas o reuniones que tengamos con los usuarios”, comenta el director.

El Consultorio, por el momento, consta con dos
áreas de servicio que son las del Derecho de Familia y Derecho Laboral. “No tenemos un área civil o un área penal”, explica Albán. “La Ley dispone que por cada área de servicio que el Consultorio realice, tiene que haber un abogado de planta”, comenta. Sin embargo, se pretende abrir posteriormente las áreas faltantes.

¿Si no me encuentro dentro del rango prioritario?


Para aquellas personas que no se encuentran
dentro del grupo de atención prioritaria, el ConsultorioJurídico Gratuito de la USFQ les brinda asesoría, pero no los auspicia en juicios, si es el caso. No obstante, el Consultorio los deriva a otro servicio de asesoría legal amiga. “No hay ninguna garantía de que tomen los casos, pero nosotros lo que hacemos es recomendarlos proporcionando los datos del contacto. Y, en casos más delicados, preparamos un oficio al Director del Servicio al que estamos derivándolo”, dice Albán.


Juan Pablo Albán
El director


Juan Pablo Albán llegó a la USFQ el 5 de noviembre del 2010. Fue, hace algunos años, Director del Área Penal del Consultorio Gratuito de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador.

Como profesor en la Universidad Católica conoció a académicos de Jurisprudencia de la USFQ, como el vicedecano Farith Simon, entre otros. “Entonces había varios conocidos que sugirieron mi nombre cuando la USFQ empezó a buscar a un candidato para Director del Consultorio Gratuito”, comenta Albán. Sin embargo, son doce años de ejercicio profesional dentro y fuera del país. Albán ha sido abogado litigante en materia Penal y Constitucional. Se especializó en Derecho Internacional de los Derechos Humanos en la Universidad de Notre Dame. Uno de sus trabajos más destacados fue como Abogado Jurídico ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Por seis años fue Oficial de Litigio en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Dentro de sus casos más significativos están los relacionados con leyes de amnistía. “Pedían el juzgamiento de graves violaciones de Derechos Humanos cometidas sobretodo en el Cono Sur, durante la época de las dictaduras”, cuenta el abogado. Además, ha tomado parte en casos como los asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez, masacres cometidas por paramilitares y ejecuciones extra judiciales en Colombia, entre otros.


Luego de este tiempo fuera del país vuelve al Ecuador para ser profesor de jurisprudencia y, en la actualidad, director del Consultorio Jurídico Gratuito de la USFQ. Además, es profesor de la maestría en Derechos Humanos en la Universidad Andina y abogado en libre ejercicio. Aprecia el trabajo que realiza ahora en el Consultorio. “Siempre extrañé la posibilidad de un contacto más cercano con la gente; de un trabajo como el que hago ahora”, explica Albán, “recibir gente que no tiene cómo pagarle al abogado, que seguramente viene caminando 5 km desde su casa al bus y que está en una situación desesperada; aquellos marginados desde siempre por la administración de Justicia”, añade.

Este artículo fue publicado en el Periódico Aula Magna de la USFQ.


TAMBIÉN PODRÍA GUSTARTE

3 comentarios

  1. Pues felicitar por la noticia. Sin embargo lo que más me ha llamado la atención positivamente y que creo que es un ejemplo que debería impregnar otros ordenamientos jurídicos, como por ejemplo el español es el artículo que se describe: "...toda universidad en el país que tenga Facultad de Derecho tiene que abrir un servicio de Asesoría Jurídica Gratuita”. De no hacerlo, la pena es el cierre de la Universidad."

    ResponderEliminar
  2. Las personas hoy en día se asustan cuando son demandadas, piensan que irán a la cárcel, pero la verdad es que si ellos no poseen los recursos necesarios para contratar un abogado deben tener en cuenta que pueden tener un asesor gratuito a su favor.

    ResponderEliminar