La economía ecuatoriana, según Zhu

 La economía ecuatoriana, según Zhu

La economía ha estado en el centro de la preocupación de la gente. Se nota en la calles, donde es evidente el aumento del comercio informal. El surgimiento de actividades comerciales espontáneas en Quito ha aumentado en los últimos meses debido a la falta de fuentes de trabajo formales, ha recordado Wilson Araque, de la Universidad Andina Simón Bolívar que contrasta las cifras oficiales de empleo contra la realidad de andar por las calles de Quito.
La economía ha estado en el centro de la preocupación del Gobierno. Se nota en la moderación de su discurso contra instituciones muy vilipendiadas en las épocas de petróleo a más de 100 dólares el barril. Instituciones a las que Luis Luna Osorio, también de la Universidad Andina Simón Bolívar, bautiza como la Santísima Trinidad: el FMI, que se preocupa por la balanza de pagos de los países y da créditos de liquidez; el Banco Mundial, que está para dar financiamiento de largo plazo; y, la Organización Mundial de Comercio.
Ahora el Gobierno ha pedido tiempo al FMI para hacer público su informe sobre las cuentas fiscales. Pero lo que el FMI tiene que decir sobre Ecuador ya lo ha dicho. Está en el comunicado que informa sobre la aprobación de una línea de crédito por $364 millones para financiar actividades de reconstrucción tras el terremoto del 16 de abril que dejó desolación en Manabí y Esmeraldas, sobre todo.
Min Zhu, presidente interino del Directorio del FMI, dijo en esa ocasión que el terremoto que sacudió Ecuador el 16 de abril dio lugar a nuevas presiones fiscales y a una urgente necesidad de balanza de pagos, en un momento en que la economía de Ecuador aún sufre los efectos del bajo nivel de los precios del petróleo, el fortalecimiento del dólar, un bajo nivel de reservas internacionales y el acceso limitado al financiamiento internacional.
Esa fue la radiografía. Ahora, según Zhu, las autoridades ecuatorianas respondieron rápidamente con un programa fiscal de emergencia para financiar las tareas de alivio, con medidas tales como un aumento temporal de la tasa del IVA y contribuciones solidarias impuestas una sola vez sobre la remuneración, las utilidades de las sociedades y el patrimonio de las personas naturales. La llamada Ley Solidaria, la décima cuarta reforma tributaria del Gobierno y la segunda de este año. Ahora otra está en curso.
Y, siempre según Zhu, las autoridades ecuatorianas están comprometidas a reprogramar las prioridades del gasto de capital y a suspender los proyectos de baja prioridad no relacionados con la reconstrucción, en el caso de que se presentaran déficits de financiamiento, y adoptar otras medidas vinculadas al ingreso y el gasto, de ser necesarias para lograr una posición fiscal acorde con el financiamiento disponible y evitar incrementar el saldo de atrasos.
Para Zhu, el Gobierno debe volver a alinear la posición fiscal con el financiamiento disponible y proteger la estabilidad financiera para garantizar niveles adecuados de liquidez en el sistema bancario y mejorar la competitividad. La política fiscal a mediano plazo, según Zhu, tendrá que volver a constituir reservas adecuadas con el fin de crear margen de maniobra para la adopción de políticas contracíclicas. Volver a los fonditos de reserva.


Ahora, profesores de la Universidad de Especialidades Espíritu Santo (UEES), de la Andina Simón Bolívar y de la Universidad San Francisco de Quito hacen una lectura sobre la realidad económica del país.

TAMBIÉN PODRÍA GUSTARTE

0 comentarios