Denuncian desaparición de 60 cubanos en Quito y una deportación a escondidas














La presunta desaparición de ciudadanos cubanos, cuyo estado migratorio está en análisis judicial, fue denunciado este sábado por sus familiares, en Quito.
Caridad Sánchez suplicaba este mediodía conocer el paradero de su hijo, al que identificó como Rolando Viera, de 25 años, y que había sido "deportado a escondidas".
"Se llevaron injustamente a mi hijo, tiene malformación congénita y tenía contrato de trabajo. Me lo han arrancado injustamente y a base de golpes", lamentó.
En las afueras de la Unidad de Contravenciones de Pichincha y en el Centro de Detención Migratoria Hotel Carrión, ubicados en el norte de Quito, familiares de los extranjeros reclamaban desesperados que a eso de las 02:00 de ayer habían sido llevados a La Habana (Cuba), en donde temen que sean apresados por el gobierno de ese país, por considerarlos disidentes.
Juan Pablo Albán, director de la Clínica de la Universidad San Francisco de Quito, y que representa a los detenidos, relató que "60 (de sus defendidos) habrían desaparecido".

En un hotel del centro norte de Quito, cubanos esperan los resultados judiciales.

Desde el jueves pasado, 151 cubanos enfrentan a la justicia para definir si se mantenían en el Ecuador de forma irregular. Antes se habían organizado en un campamento en las afueras de la Embajada de México en Ecuador, y luego en el parque La Carolina, pidiendo que les otorguen la visa humanitaria para llegar a Estados Unidos.

"Desaparición forzada"

Yamal (una joven que pidió reservar su apellido) se hallaba desesperada por su cuñado, que estaba detenido en el Hotel Carrión. Entre lágrimas relató que su "hermana fue sacada del hotel a las 02:00 y llevada a Cuba. Ya está presa".
Según Albán, la Defensoría del Pueblo había logrado a acceder a información del Ministerio del Interior, en la que se señalaba que "29 cubanos habrían sido subidos a un avión de la Fuerza Aérea (Ecuatoriana) y sacados del país. De las unidades de detención han sacado a 60 personas, o sea, si se llevaron 29, hay otras que estarían en el país, pero no conocemos su destino. Y eso solo tiene una calificación en la ley: desaparición forzada de personas", expresó.
Agregó que "la expulsión colectiva de personas es un acto de persecución, que de acuerdo con el artículo 7 del Estatuto de la Corte Penal Internacional es constitutivo de un crimen de lesa humanidad. Si esto ocurrió, podría denunciarse un crimen de lesa humanidad".
En estos dos días, dijo Albán, se logró la libertad de 17 personas, y se esperan los dictámenes de 70 audiencias. (I)

TAMBIÉN PODRÍA GUSTARTE

0 comentarios