A tono con la comedia montada

 A tono con la comedia montada

Los discursos. Son discursos. La sociedad civil puede ser reducida en el discurso a una masa moldeable. Una masa de hojaldre con la que se puede hacer de todo. Esa es la lectura de la sociedad civil ecuatoriana que llevó el canciller Guillaume Long a Ginebra. A la presentación del informe del Estado en el marco del 117 Período de Sesiones del Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Ginebra, Suiza.
Una sociedad civil donde las organizaciones y las instituciones se ven incesantemente sujetas a demostrar su inocencia y a rendir cuentas, dice Cristina Burneo, de la Universidad Andina Simón Bolívar.
Así se fabrican las narrativas del poder, dice Burneo, porque si se acusa a la sociedad civil de disfrazarse, asegura, cabe abrazar el disfraz, llevarlo con gracia y presentarnos a resistir. Por lo menos, estaremos a tono con la comedia montada. Es la reflexión de la academia sobre un discurso del Estado ecuatoriano sobre el que no se ha dicho mucho… todavía.
Y sobre los paraísos fiscales también hay otra lectura. “Si deseamos analizar los paraísos fiscales, debemos entender su aspecto negativo (la falta de transparencia) y exigir que los gobiernos luchen firmemente contra esto; pero también recalcar las características positivas (regímenes fiscales competitivos) y aprender de estos para atraer, en lugar de espantar“, dice Santiago Bucaram, de la Universidad San Francisco de Quito.

TAMBIÉN PODRÍA GUSTARTE

0 comentarios