Dinero electrónico depende de la voluntad de los ministros y del presidente, dice catedrático

Luis Espinosa, profesor de Economía de la Universidad San Francisco de Quito, señaló que el dinero electrónico solo depende de la voluntad de los ministros o del presidente Rafael Correa, porque no existe ningún mecanismo legal que lo respalde, lo que ofrece pocas garantías a los ecuatorianos.
Es sorprendente el anuncio del gobierno de rebajar el 4% al IVA para las personas que utilicen la billetera electrónica, cuando su política tributaria -durante 9 años- ha sido la de aumentar los impuestos, dijo el catedrático. Agregó que a pesar de los incentivos estatales, este mecanismo no genera confianza en los ecuatorianos.
En el Código Monetario y Financiero, en el artículo 101, dice que la moneda electrónica será puesta en circulación privativamente por el Banco Central del Ecuador (BCE), respaldada en sus activos líquidos; pero en la tercera transitoria de la Ley Solidaria y de Corresponsabilidad Ciudadana por las Afectaciones del Terremoto, se indica que "el Banco Central no estará sujeto a los límites y restricciones establecidos en el Código Monetario Financiero por el periodo de 12 meses".
El docente consideró que la principal función del Banco Central -en una economía dolarizada- es la de generar confianza en la población, de que los dólares en circulación estén respaldados; y para ello se tenía un informe eficiente al inicio de la dolarización, que era el cuádruple balance o sistema contable transparente que se publicaba de manera semanal, pero que actualmente no existe.
De acuerdo a Espinosa, con la transitoria (el Gobierno) puede hacer lo que quiera con la billetera electrónica, y se ha dejado a criterio del BCE y la Junta de Regulación Monetaria y Financiera, que responden al Ejecutivo, el respaldo o no de este mecanismo.
"Han ido cambiando la ley varias veces, lo que le quita credibilidad al Banco Central, y el gobierno no ha explicado en qué beneficiará a la reconstrucción de Manabí y Esmeraldas el uso del dinero electrónico", puntualizó.
Aseveró que el dinero electrónico sería un tipo de moneda distinta, paralela o complementaria que pondría en peligro la dolarización, y que los ecuatorianos al tener al dólar como su moneda han evidenciado un aumento en el valor de sus ahorros por lo tanto no es necesario los "experimentos extraños", ya que la dolarización es tan fuerte que se mantiene sola en una economía productiva, y si no existen grandes déficits fiscales. (I)

TAMBIÉN PODRÍA GUSTARTE

0 comentarios