Nuestro Universo: Monsters Inc.

A pesar de la isla de tranquilidad que representa nuestra tierra en el Sistema Solar, el Universo es un lugar muy agitado, incluso violento. En este artículo, Alexis Hidrobo, profesor del Colegio de Ciencias e Ingenierías "El Politécnico" de la Universidad San Francisco de Quito USFQ, nos presenta algunas de los datos revelados por telescopios de última generación. Nos revela un Universo que no es el lugar apacible que creíamos conocer. El cosmos es en realidad una magnifica máquina de creación de los mas terribles y salvajes eventos jamás encontrados; es Monsters Inc. hecho realidad.

Enana Vampiro

Bestias del espacio
En el centro de muchas galaxias, incluida la nuestra, existen verdaderos titanes encargados de crear el caos y la violencia, son los agujeros negros supermasivos. A 27.000 años luz de la tierra se encuentra un agujero negro con una masa cuatro millones de veces mayor que nuestro sol. Este monstruo es capaz de engullir estrellas sin esfuerzo y puede sacar de orbita a otras arrojándolas a gran velocidad, como si se tratara de un juego de tenis galáctico. La temperatura que alcanza el material en torno al agujero es monumental, ¡cientos de millones de grados! Un verdadero monstruo.


Drácula espacial
Las enanas blancas son una especie de cadáver estelar que se generan una vez que una estrella, entre 2 a 8 veces la masa de nuestro sol, agota su combustible nuclear. Hasta hace poco tiempo se creía que eran totalmente carentesde actividad. Sin embargo, parece que algunas de ellas podrían girar a gran velocidad creando monumentales campos magnéticos millones de veces más intensos que los terrestres. En el caso que la enana blanca sea miembro de un sistema binario, la enorme actividad de giro seria abastecida por el material de su compañera estelar. Como resultado la enana blanca también se convierte en una emisora de rayos X, lo que la hace detectable mediante nuestros radiotelescopios. A 322 años luz de nuestro planeta investigadores japoneses han detectado una “enana vampiro” que se nutre de su victima salpicando el entrono espacial con monumentales cantidades de rayos X. Si uno de estos macabros vampiros estuviera cerca de nuestro sol todo dejaría de existir como lo conocemos y no duraríamos para contarlo.

Magnetar
La danza de la bella y la bestia

En la constelación de cáncer, a unos 3500 millones de años luz de distancia existe una galaxia en cuyo centro ocurre la más dramática de las danzas. Un agujero negro supermasivo, el de mayor masa conocida, con 18.000 millones de masas solares, tiene girando a su alrededor otro agujero negro con “solo” 100 millones de masas solares. Esta colosal pareja presenta la peculiaridad de emitir pulsos de energía de manera casi periódica, lo que demuestra que el agujero pequeño orbita al mayor aproximadamente cada doce años. Estas emisiones son tan monumentales que se superponen a la actividad normal de la propia galaxia. No se conoce a ciencia cierta el destino final de este baile celestial, pero quizá corresponda a la fusión de los dos agujeros para formar uno de masa mayor, ¡Un súper monstruo!

Doomsday
Si eres fanático de los comics, cómo no recordar a aquella forma de vida suprema, agente de destrucción y responsable del Armagedón en buena parte del universo. Me refiero al supervillano Doomsday, responsable de la muerte de superman, en el ya mítico titulo de 1992: La muerte de Superman. Sin duda se trata de un buen monstruo, para poder derrotar al máximo superhéroe de todos lo tiempos. No obstante, el Doomsday del universo real es supremamente más poderoso y letal. Se trata de un inusual evento que tiene que ver con la muerte de estrellas entre 8 a 10 veces la masa de nuestro sol. Cuando estas estrellas gigantes terminan con el hidrógeno que las alimenta, y después de explotar como supernovas, el tirón gravitacional hacia el centro es tan potente que combina los electrones atómicos con los protones en el núcleo generando lo que se conoce como una estrella de neutrones. En este especial evento la estrella de neutrones es ultradensa, de tal manera que una cucharadita de su materia pesaría 100 millones de toneladas; además como resultado de su fabulosa velocidad de giro se produce un campo magnético enorme. Este portento de la naturaleza se llama magnetar, y su campo magnétic es mil veces más fuerte que el de las estrellas de neutrones ordinarias, y 10.000 millones de veces mayor que el campo magnético de la tierra. Los magnetares son los imanes más potentes del universo, y expulsan en un breve periodo de tiempo enormes cantidades de energía en forma de rayos X y gamma.

Agujero Negro
A pesar de que pueden generarse al otro extremo de la galaxia, las explosiones de los magnetar hacen que la energía que llega a la Tierra sea equivalente a la producida en una erupción solar. En 2005, la NASA captó una explosión que tuvo la efímera duración de 250 segundos, pero que produjo la misma cantidad de energía que generaría nuestro sol en 10.000 millones de años. En la opinión de los astrónomos, si una explosión magnetar se produjera a solo unos diez años luz de la Tierra, que corresponde a la distancia que nos separa de algunas de las estrellas más cercanas, la vida en nuestro planeta peligraría seriamente debido al efecto conjunto en la destrucción de la capa de ozono, de la atmósfera y la alteración en el clima global. Hasta el momento, con la tecnología que poseemos, éstos son algunos de los portentos del Cosmos. El futuro, con mejores y nuevos telescopios y el añadido de las sondas espaciales, nos sorprenderá con nuevas maravillas que mejorarán nuestra comprensión acerca del Universo. Todo es cuestión de tiempo.



Este artículo fue publicado en el Periódico Aula Magna de la USFQ.

TAMBIÉN PODRÍA GUSTARTE

0 comentarios