Estudiante USFQ triunfa en certamen de Oratoria en Estados Unidos

Vanessa Guerra Moscoso, estudiante de arquitectura, se llevó el primer lugar en el concurso de oratoria de Juniata College en Estados Unidos.


Ni el inglés es su idioma materno ni la oratoria su oficio principal. Vanessa Guerra es ecuatoriana y estudia arquitectura en la USFQ. Sin embargo, conquistó el primer lugar en el concurso de oratoria de Juniata College, universidad ubicada en Huntingdon, Pennsylvania, en los Estados Unidos, en la que estuvo un año como estudiante de intercambio.

Vanessa Guerra, con su trofeo, junto a las autoridades de Juniata

Se trató de la primera vez que un extranjero conquista el premio. El tema del certamen, para esa edición, fue las implicaciones del derecho a la búsqueda de la felicidad en el siglo XXI. Guerra se encontraba cursando, en Juniata, un curso de cómo hablar en público y decidió participar en el evento. A lo largo de dos semanas, escribió su discurso en español, lo tradujo y preparó su presentación. Hubo una primera ronda, con 40 participantes, en la que fueron seleccionados 6 finalistas, la estudiante de la USFQ entre ellos.

Las eliminatorias habían sido apenas frente al jurado y un puñado de profesores, pero la final convocó a un nutrido público que llenó el coliseo ya que se trata de un concurso importante y tradicional para la comunidad universitaria de Juniata, una institución fundada en 1876. El planteamiento principal del discurso de Guerra fue que cada quien, cualquiera sea su profesión o campo de desempeño, puede aportar a la felicidad. Resultó ganadora entre los 6 finalistas. Recibió un premio de 1.000 dólares en efectivo y su nombre inscrito en una placa, que se encuentra en un lugar destacado de la universidad, en la que cada año se graba el nombre del ganador del concurso de oratoria.

La triunfadora reconoce que desde hace mucho tiempo tiene afición por hablar en público. Desde sus épocas de colegial participó en competencias de ese tipo y en política estudiantil. Sin embargo, ni su aptitud ni su reciente logro la distraen de su verdadera vocación: la arquitectura, una carrera en la que apenas le falta la tesis para graduarse

TAMBIÉN PODRÍA GUSTARTE

3 comentarios

  1. Felicitaciones arquitecta! Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Felicitaciones Arquitecta! Un abrazo

    ResponderEliminar